Las células madres y sus usos en medicina – parte 1

Imagina usted una célula humana, la cual al desarrollarse pueda convertirse en cualquier tejido del cuerpo humano, es decir transformarse en tejido sano cardiaco, del hígado, del cerebro, etc., pudiendo curar enfermedades  neurodegenerativas, como la enfermedad de Alzheimer o de Parkinson, esclerosis múltiple, ceguera por daño de la  córnea, leucemia o diabetes. Pudiendo, además, dar una luz de esperanza para pacientes parapléjicos o con tumores cerebrales malignos. Células que puedan convertirse en nuevo tejido en el hígado para sustituir el dañado o crear tejido en el páncreas que puedan producir insulina y cure la diabetes, incluso, células con capacidad de atacar los tumores.
Esto realmente suena maravilloso.

En 1998, científicos de Estados Unidos anunciaron el cultivo de células madres embrionarias humanas, lo que  inicialmente generó controversias por el contexto ético de manipulaciones de embriones. Actualmente, se ha buscado la obtención de células madres a través de la conservación de células del cordón umbilical del bebé en un banco de células o bien por la extracción de ellas a partir de la misma persona adulta.

Existe una gran inquietud entre los pacientes por los probables beneficios de estas maravillosas células madres.
Lograr que los parapléjicos vuelvan a caminar es uno de los objetivos más ambiciosos de la terapia celular; igualmente mejorar el estado neurológico de los pacientes con secuelas por infartos o hemorragias intracerebrales.
Es claro que se han demostrado algunos beneficios en pacientes con Parkinson o Alzheimer, pero son resultados muy irregulares para convertir a la terapia celular en una forma de tratamiento válida. En tumores cerebrales malignos igualmente hay resultados prometedores, pero que aún están en estudio. Para pacientes con paraplejía España y otros países tienen programas, pero sin resultados al momento. Un grupo de científicos norteamericanos acaba de rebatir los resultados de un gran estudio que aseguraba que los trasplantes de células madres fetales podían beneficiar a los pacientes enfermos de Parkinson.

Este nuevo trabajo es un duro golpe para la investigación basada en el trasplante de células, ya que incluso asegura que pueden tener serios efectos secundarios, como producir tumores. Esta es también la conclusión a la que han llegado investigadores de University of Rochester Medical Center, en Nueva York.

La investigación de células madres en Estados Unidos se estancó por la prohibición del ex presidente Bush, prohibición que acaba de ser levantada por el nuevo presidente, Barack Obama.
Actualmente, el impulso a la terapia celular es importante.

Incluso la Administración de Alimentos y Fármacos de EUA (FDA, por sus siglas en inglés) acaba de autorizar ensayos de terapia en pacientes con paraplejía…

Deja un comentario