¿Caminarán de nuevo los parapléjicos?

Nadie pasa inadvertidos los accidentes de tráfico, no solo por su lamentable índice de mortalidad, sino por la estela de lesionados que deja tras de sí, entre los cuales se encuentra el mayor porcentaje de daños medulares en la columna.
De estos pacientes hablaremos hoy, de aquellos que por una u otra causa sufren paraplejía, es decir, pérdida completa de la fuerza y de la sensibilidad en las piernas.
No cabe duda de que es un tema sobre el cual se ha dicho mucho y lo mucho que se sigue diciendo generalmente no es verdad.
Los médicos, científicos y hombres de ciencias, en su afán de dar una esperanza a esta situación, han sobredimensionado los pocos avances que ha habido en este campo desde hace 30 o 40 años.
El International Spinal Cord Regeneration Center, desde 1988, habló sobre trasplante de células embriónicas de tiburón azul y reconstrucción microquirúrgica de la médula espinal con resultados asombrosos que, lastimosamente, nadie pudo repetir en otras series de pacientes.
Colocación de epiplón (grasa del abdomen) en la lesión medular era otra técnica que fracasó. Sin embargo, en los últimos años, ha habido estudios que dejan ver una pequeña luz para estos pacientes, tal como el presentado en junio de este año por el doctor Jesús Vaquero, catedrático de neurocirugía de la Universidad Autónoma de Madrid, el cual después de 15 años de trabajo ha hecho posible que el tejido nervioso de la médula espinal de animales (ratones y cerdos) con una paraplejía crónica se regenere y vuelva a tener conexión después de colocar células madres en el área lesionada.

Es conocida la gran diferencia estructural entre estas especies y el ser humano, por ello el doctor Vaquero a pesar de los óptimos logros obtenidos en un grupo de 150 ratones y 10 cerdos prefiere tener prudencia al valorar estos resultados.
Vaquero manifestó que al mes de la operación los cerdos se pusieron de pie con ayuda, a los dos meses se levantaban solos y se sostenían, a los tres meses caminaban sin silla de ruedas y con muletas.

El doctor Vaquero es el segundo detrás de un grupo de australianos en lograr unos resultados tan espectaculares los cuales actualmente de ninguna manera pueden ser aplicados en seres humanos.

“Levántate y anda” es otro proyecto en esta área, iniciado por el neurólogo Pierre Rabischong, de la Universidad de Montpellier (Francia), quien ha ideado el sistema SUAW, el cual consiste en una computadora portátil que el paciente lleva colgada del cinturón, que regula que los músculos reciban impulsos eléctricos que generan movimientos en las piernas, y logra hacer que el paciente se levante y camine trayectos cortos; sin embargo es un sistema todavía con grandes limitaciones técnicas.

Es obligatorio recordar a Christopher Reeves, Superman, quien después del accidente que lo dejó cuadripléjico (pérdida de fuerza en brazos y piernas) nunca desistió buscando la cura para su parálisis; sin embargo, aun con su tenaz lucha y auspiciando dos fundaciones de investigación en columna, nunca pudo recuperar esa fuerza perdida.

Actualmente todos los avances en esta área están en investigación, pero es seguro que el futuro se muestra muy  esperanzador, creemos que a corto plazo estos avances podrán brindarnos una solución para que las personas con paraplejía vuelvan a caminar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.