Síndrome de preexcitación de Wolf – Parkinson – White

Síndrome de preexcitación de Wolf – Parkinson – White

Este síndrome lleva su nombre por los trabajos realizados por Wolf Parkinson y White en 1930, en los cuales describieron 11 casos de jóvenes sanos con imágenes electrocardiográficas de bloqueo de rama e intervalo PR corto, quienes estaban predispuestos a taquicardias paroxísticas.

El término pre-excitación se refiere a la presencia de una conexión accesoria y anormal que va de la aurícula al ventrículo, y que conduce rápidamente los impulsos eléctricos ocasionando que el ventrículo se active antes de lo normal.

Diagnóstico Clínico y Electrográfico.

La presencia de síntomas como palpitaciones rápidas, regulares, que inician y finalizan súbitamente, y que pueden asociarse a disnea, lipotimias y síncope sugiere fuertemente un ataque arrítmico.

El diagnóstico se confirma al realizar un electrocardiograma de 12 derivaciones y observar un intervalo PR corto más la presencia de onda delta.

 

Mecanismo de la taquicardia.

Si el impulso eléctrico regresa a la aurícula por el sistema normal de conducción y vuelve por la vía accesoria se inicia un mecanismo de reentrada que origina la taquicardia.

Los pacientes pueden presentar taquicardias rápidas e incapacitantes, y asociarse a episodios de contracciones auriculares rápidas y desorganizadas, arritmia conocida como fibrilación auricular (FA). Normalmente estamos protegidos contra frecuencias auriculares rápidas ya que contamos con el nodo AV que no deja pasar todos los impulsos eléctricos pero si existe una vía accesoria: la fibrilación auricular, es conducida rápidamente y puede desencadenarse fibrilación ventricular (FV) y muerte súbita.

Los pacientes asintomáticos pueden debutar con muerte súbita, por ello deben someterse a estudios electrofisiólogos no invasivos como la estimulación trans-esofágica (disponible en Hospital de Especialidades Nuestra Señora de la paz).

Otros estudios de utilidad para estratificar el riesgo de los pacientes son el Holter y la Prueba de Esfuerzo.

Tratamiento

Actualmente, en el Hospital de Especialidades “Nuestra Señora de la paz”, se están realizando procedimientos curativos de las arritmias mediante Estudios Electrofisiológicos y Ablación con Radiofrecuencia (RF). El procedimiento de ablación en un 85-95% de los casos, dependiendo de su localización.

Se requiere de una sala de cateterismo cardíaco y un equipo especial llamado Polígrafo, el cual amplifica y ordena las señales intracardíacas para que estas puedan interpretarse y dirigir el procedimiento de ablación.

El procedimiento permite identificar el circuito de la taquicardia y una vez localizado el circuito se aplica radiofrecuencia controlada hasta lograr la eliminación del circuito.

Debido a que el procedimiento es curativo, se suspende el uso posterior de antiarrítmicos.

Se recomienda seguimiento antes del mes, 6 meses y al año del procedimiento de ablación, verificando la ausencia de preexcitación en el trazo de electrocardiograma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.